Malasia LGTBI

Hace mucho que no hablamos de los derechos LGTBI de los países que atravesamos, y no es porque los tengamos olvidados ni mucho menos.

No nos está siendo nada fácil el contactar con asociaciones de este tipo desde que llegamos a Asia, de hecho es que no encontramos nada de información al respecto más allá de foros cibernéticos en los que se busca sexo, y en los que dudas que la persona del otro lado sea del género que dice ser, y algún que otro bar gayfriendly.

En Malasia nos pusimos las pilas con la investigación y sólo encontrábamos noticias sobre abusos hacia los transexuales, redadas morales en las que encarcelan a dos mujeres y están pensando en darles latigazos como castigo, la encarcelación del líder político de la oposición por sodomía…Sólo una noticia buena encontramos.

Nos comenzó a llamar poderosamente la atención la cantidad de chicas con aspecto masculino que veíamos. El país de las bollo! es lo primero que pensamos, pero ya más en serio decidimos investigar el por qué de este repentino boom.

Todos los que hayan viajado a algún país del sudesteasiático, ni te cuento si ha sido a Tailandia, les habrá llamado la atención la de transexuales que hay. Pues bien, en Malasia, además de estar prohibida la homosexualidad resulta que son lo más hipócrita que te puedas echar a la cara. Siempre y cuando parezcas lo que pretendas, nadie te mirará mal, traducido viene a ser:

Si pareces un hombre y vas con mujeres, pues bueno, nadie te dirá nada, porque parecerá una pareja de hombre y mujer. Y para dejarnos más Patitafusas nos encontramos con la ley Sharia que hasta noviembre de 2014  prohibía el travestismo en los hombres.

Con muchas ganas nos hemos quedado de asaltar a alguna chica por la calle en plan: ¨hola! ¿eres lebiana? ¿y qué tal por aquí el tema? ¿Dónde os juntáis? por cierto ¿cómo te llamas?¨

pero nos parecía un poco agresivo…aunque no os creáis! que casi lo hacemos con una camarera en un restaurante.

Cuando parece que no se puede ir a ¨más peor¨ el hombre se inventa leyes para cortar las alas de un ser que nació libre e igual a los ojos de Aquel al que siguen.

—————————————-

¿THE HA GUSTADO? …

 

Madre mía, madre mía…

Qué playón señoras y señores, qué playón!

Bienvenidos a Koh Lipe:

Estas barcas = Tailandia

Estas barcas = Tailandia

Madre mía, madre mía...

Madre mía, madre mía…

Tailandia nos recibió con su mejor cara y a nosotras se nos quedó cara de tontas cuando vimos los precios que rondaban en el lugar y que esto estaba más próximo al puerto de Ibiza que a una isla del sudesteasiático.

Siempre, o casi, encontramos algo que se acople a nuestro presupuesto y en este caso fué un campamento en el centro de la isla con cabañas de madera que no rompía la vibra del lugar, en el que acampamos por 8´50€ (Por acampar!!)

Casa!

Casa!

Tal vez os parezca que el precio está bien, bueno, vale, sí. Una habitación de hostal en el centro de Koh Lipe, ni por asomo en la playa, no baja de 20€.

¿Hola? ¿Dónde están los precios bajos del sudesteasiático?

Comer se duplica o triplica en comparación con otras zonas del país, y tomarse una cerveza duele.

Siempre hay un badulaque al final de la calle oscura con cerveza más barata, siempre hay un lugar escondido donde puedes acampar, siempre una señora buena que te hace un arroz con pollo asequible, pero joder! hay que rebuscar lo suyo.

Pasado el cabreo de los precios por las nubes en una isla que hace tres años mantenía su encanto a lo ¨Robinson Crusoe¨ te das una vuelta por la orilla de esa arena blanca mientras el agua transparente te moja los pies, y se te pasa hasta el tifus que puedas llevas dormido en las entrañas.

Siempre los atardeceres...

Siempre los atardeceres…

Puedes estar rodeado de gente en todo momento y disfrutar de unas vacaciones de lujo, o ser más austero e introvertido y gozar de la paz del lugar.

Paz.

Paz.

Eso sí, si sois del segundo grupo, id ya de ya a Koh Lipe, no creo que aguante mucho más el tirón.

Pero mira qué playas!

Pero mira qué playas!

Y siendo inevitable, sentimos como nos atan con las esposas imaginarias de la organización turística de Tailandia, de la que es misión imposible escapar una vez te sumerges en ella.

ÑLA!

ÑLA!

——————————

¿THE HA GUSTADO? CHÉ COMPARTE :)

Pensamiento

La mente es sabia. Aisla los malos momentos pasados en rincones oscuros de la mente, ayudándote a seguir avanzando. Pero la mente no es invencible, y esos malos momentos se escapan en ocasiones para no dejarte olvidar.

Una marea de tristeza te embarga sin esperarlo y las lágrimas vuelven para expulsarla mitigando el dolor.

Un dolor que sigue siendo fresco. Un dolor que parece mentira que pueda llegar a secarse.

A.M.P.

El último beso, el último abrazo, las últimas plabras, estaban tan lejos…

Lo que Malasia nos ha dicho.

(Fotos al final)

Si Veníamos de Indonesia que en sí es un puzzle gigante como país, Malasia es la tierra dividida en dos.

Borneo, la selva más vieja del mundo. Tierra de enigmas, supesticiones y misterios. De gente que desaparece para nunca ser encontrada, de bosques inexplorados, de cimas imposible de escalar.

Malasia peninsular la desarrollada, la que pertenece al continente, la ¨importante¨.

Este país vive en una dictadura disfrazada de democracia desde prácticamente la indepencia de la corona inglesa.

9 sultanes y un  rey conforman la surealista corte (que no les den ideas a los de casa…)

País mayoritariamente musulmán, como su gobierno, en el que recibes beneficios si conviertes a un cristiano, a un budista chino o cualquier persona de otra religión, a la religión predominante.

Donde los chinos son la segunda mano de los malayos y los hindús la tercera.

Pueblo hospitalario, servicial, simpático, correcto, respetuoso…se me acaban los buenos adjetivos! pero que si vienes de la intensa Indonesia te parecerá soso y aburrido.

Un país que tiende a desaparecer entre sus vecinos del sur y del norte, pero que nada tiene que envidiarles porque tiene personalidad propia.

Tómate tu tiempo para descubrirla. Dedícale más tiempo de lo que tienes previsto.

Malasia se lo merece.

Fotos resumen de  Malasia

—————————————–

¿THE HA GUSTADO? PUES COMPARTE AMB LA TEVA GENT :)

Que se nos acaba Malasia! -Cameron Highlands y Langkawi-

Vuelta a la sartén que es Kuala Lumpur y rápido nos encaminamos a tierras del norte más frescas. Cameron Highlands era nuestra esperanza de aire fresco y paisaje montañoso para salir del bucle selva en el que habíamos entrado.

Frescas sí, lo demás no. Un pueblo sin alma, exageradamente turístico nos dio la bienvenida. Para más petada era fin de semana y las opciones más económicas de alojamiento estaban ya tomadas.

Nuestras expectativas de treking montañero se vieron frustradas al día siguiente tras una marcha de poco más de dos horas por un camino que no nos dijo mucho. Lo peor de todo es que elegimos el treking a realizar en base a una persona que los había caminado todos y aquel le parecía el mejor, lo cual nos dejó estupefactas.

El super treking...

El super treking…

Esta zona es famosa, además de por sus trekings en la montaña, por las plantaciones de té, fresas y otras especies comestibles, lo que viene a ser como los invernaderos de Almería pero en Malasia.

Señores de turismo de Almería:

Están perdiendo el tiempo! Propongan tours por los plasticazos tan hermosos que tienen por allá y como final de excursión baño en las playas almerienses.

Por suerte siempre te encuentras gente estupenda en el camino que hacen que te dé igual que estés en el infierno, que tú pinchas unas salchichas y te haces una barbacoa con el fuego eterno.

Gente buena!

Gente buena!

Sin lugar a dudas los campos de té.

Sin lugar a dudas, lo mejor los campos de té.

Antes de salir del país nos apetecía pisar playas Malayas y como nos pillaba de camino, paramos en la isla de Langkawi. Todo el mundo la conoce por ser una isla duty free, o lo que es lo mismo, alcohol y tabaco más barato. Tras estas palabras parece que a todo el mundo le entran unas ganas locas de fumar y beber como si no existiese el mañana, aunque sea abstemio. Luego llegas y no es oro todo lo que reluce, pero comprando la cerveza en un badulaque la diferencia sí es palpable.

Langkawi es una isla grande, bien desarrollada, con edificios enormes y con unos yates más enormes todavía que nada tienen que envidiar a la costa mediterránea más chic. Esta isla huele a dinero.

La playa de Cenang aún tiene alojamientos para bolsillos pelados y allí vamos todos de cabeza. Tras el choque de creer que estás en Salou cuando llegas a la mencionada playa y buscar algo acorde a tu presupuesto, lo siguiente es comprar una cerveza de esas del duty free y tirarte a la playa a ver qué tal está.

La playa da un buen rollazo importante,

Buen rollo.

Buen rollo.

Buen rollo también en nuestro lugarcito.

Buen rollo también en nuestro lugarcito.

sobre todo al atardecer o en la mañana cuando todo el mundo está haciendo excursiones, pero dista mucho de las playas que este continente tiene más arriba.

Pasándolo como podemos.

Pasándolo como podemos.

Siempre el atardecer.

Siempre el atardecer.

Perfecta para no parar un momento quieta, o bien descubriendo la isla con una moto, o contratar una excursión por el interior selvático (más selva no!) o alquilar una moto de agua, o subirte a una salchicha de esas acuáticas o, o, o, o…vamos que si quieres no paras de hacer actividades en Langkawi.

Perfecta isla para turistas de vacaciones o para vacaciones de viajeros. Y así nos la tomamos, como unas vacaciones del viaje.

Pero lo que nos vino después…madre mía lo que nos vino después…PERO MADRE MÍA!

———————————————-

¿THE HA GUSTADO? COMPARTE HOMBRE YA! :)