MONGOLIA, NOS HAS AGOTADO

Un finlandés a la orilla de un río mientras compartíamos unas cervezas, nos dijo que Mongolia es un filtro entre viajeros. Tras haber pasado por ella, podemos decir que estamos totalmente de acuerdo.

Mongolia es un reto, una liberación para el ser humano encorsetado, es un regalo para los ojos, es áspera como su gente.

 

AMPLITUD

AMPLITUD

ESPERANDO...

ESPERANDO…

CURIOSAS.

CURIOSAS.

Comienzas el día atravesando desiertos, continuas entre montañas, le siguen valles verdes y ríos y terminas en un bosque. Paisajes lunares, estepas interminables, carreteras dibujadas en ellas, la ausencia de las mismas. Para no perderte sigue el rastro de botellas de vodka que encontrarás inquietantemente del lado del conductor.

¿DÓNDE QUIERES IR?

¿DÓNDE QUIERES IR?

CUCU.

CUCU.

HOGARES.

HOGARES.

LLÉVANOS!!!

LLÉVANOS!!!

Muchos borrachos, problema grave en el país.

INSIGNIA DEL PAÍS.

INSIGNIA DEL PAÍS.

Caballos galopando libres, cabras montesas, ovejas, yaks…cantidades ingentes de ganado que minutos después estará en tu plato. La carne de yak es para verdaderos carnívoros, su sabor lo impregna todo. La leche sabe a animal, el pan sabe a animal, el agua sabe a animal.

 

EL PAN DE CADA DÍA.

EL PAN DE CADA DÍA.

SUPER MUJERES.

SUPER MUJERES.

:)

:)

Si quieres comer verde hazte un hueco entre las ovejas.

Porta tu casa a la espalda y acampa donde quieras. Sensación de libertad máxima a la vez que impotencia por no poder moverte libremente. No transporte. No carreteras. Largas esperas ¡Un coche!

BUENOS DÍAS!

BUENOS DÍAS!

ESPERA, ESPERA, ESPERA...

ESPERA, ESPERA, ESPERA…

!!!!!

!!!!!

Escasez, yermo.

Primario, básico.

SOBRECOGEDOR.

SOBRECOGEDOR.

Gente que no sabe convivir, son nómadas. Nunca tuvieron que compartir, nunca tuvieron que esperar por otros, les cuesta tener conciencia del resto. Soledad, no privacidad. Son nómadas.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Una taza de té con leche y sal, otra, otra, otra, otra…calcio por las orejas.

HOSPITALIDAD.

HOSPITALIDAD.

Botellas de cerveza de dos litros y medio apuradas en la puerta del ger o en la tienda de campaña.

¿OTRA?

¿OTRA?

Aparece una minivan transportando viajeros en tu misma dirección. Qué afortunadas. 10 asientos, 20 personas en ella más equipajes. 200km = 8 horas.

¿Ducha? ¿Baño? ¿Qué es eso? Higiene de gato en lagos helados.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Mongolia qué hermosa eres y cómo nos has agotado.

 

¿THE HA GUSTADO? ;)

UN MINUTO DE RELAX

Nadie dijo que sería fácil, peeeeeero, al fin llegamos al oeste de Mongolia.

Una vez en Khovd nuestra única intención era olvidarnos de mapas, pseudo carreteras y negociaciones con conductores, asi que colocamos la tienda de campaña junto al río y salimos en busca de un tour programado de varios días y víveres para no movernos demasiado de nuestro maravillosísimo spot.

Al solecito bueno.

Al solecito bueno.

Una vez más las excursiones en las que estábamos interesadas se nos salían de madre en presupuesto, 500 euros es mucho dinero my friend.

La elección la hicimos por descarte, dos días por los alrededores de Khovd. Lagos, cuevas rupestres, Eagle hunters, animales, paisajes…

Zip.

Zip.

De cerca, de muy cerca.

De cerca, de muy cerca.

Tiempo para todo.

Tiempo para todo.

Esto es Mongolia.

Esto es Mongolia.

En el oeste de Mongolia la población es predominantemente kazaja los cuales emigraron a esta zona en la década de los 50 cuando Mao, liderando el ejército rojo, entró en la provincia de Xinjiang, al oeste de China, para imponer sus leyes. Otros tantos vinieron directamente desde Kazajastán, y el caso es que la diferencia física con los mongoles es palpable.

Qué relajo se nos quedó al atarlo todo y solo preocuparnos de montar en el coche en el que nos transportaban, incluso nos ofrecieron dormir por dos noches con la familia de nuestro guía kazajo para que todo fuera más fluido. Solo diré que al segundo día ya echábamos de menos nuestra amada libertad y estábamos como locas por salir de aquel ger en el que de un día para otro la gente cambió su comportamiento como si fueran bipolares.

Vámonos de aquí.

Vámonos de aquí.

Poco nos quedaba de disfrutar, y por qué no decirlo, sufrir de algún modo este país que estaba en nuestra lista de “países imperdibles en mi vida”. Dos días de ruta para cruzar la frontera con China por la ciudad de Bulgan al suroeste de Mongolia y volveríamos a saborear los vegetales y el agua sin sabor a animal.

Última carrera.

Última carrera.

Desde la furgoneta destartalada que nos levantó en la ruta dirección a la frontera, mirábamos cómo abandonábamos un país al que hemos desafiado mirando a los ojos y el cual nos ha devuelto una sonrisa condescendiente de padre a criatura.

Mongolia, ya te hemos tomado las medidas, volveremos.

 

¿THE HA GUSTADO? ESPERAMOS TUS COMENTARIOS

Cómo viajar durante dos años sin aburrirte…

Siempre os hablamos en esta sección de ahorraros unos dinerillos “güenos” en los viajes, pero no todo es money money (aunque sea dificil de creer) es fácil caer en la rutina viajeril y para ello qué mejor que combatirla con una gran dósis de humor incluso en situaciones de desesperación.

Y vamos nosotras y lo grabamos:

 

La cosa se complica…

El lago Terkhiin Tsagaan Nuur es uno de los lugares más hermosos que hemos visitado en Mongolia y en el que más a gusto nos hemos sentido. Nos costó una jornada larga de autostop llegar a Tariat, el pueblo que precede al lago. Pensábamos que había sido costoso llegar allí, pero más adelante descubrimos que fue nuestro mejor día levantando el pulgar.

1

Jodida pero contenta.

Sigue leyendo