Con una flor en el c…

Lo de “tener una flor en el culo” (para nuestros amigos de otros países diré que esta expresión significa ser muy afortunada, y sí, los españoles ponemos el “culo” en todas nuestras frases) en nuestro caso más que una flor es un ramo entero.

Si resulta que en Athens tenemos la oportunidad de visitar a amigas que nos descubren el escenario más mítico de una de nuestras películas favoritas, en Nueva Orleans coincidimos con la firma del nuevo libro de Anne Rice, Prince Lestat.

“Pos mu bien” diréis. Y bien dicho. Pero si os digo que fuimos a Nueva Orleans porque he leído tanto sobre esa ciudad en los libros de Anne Rice, que tiene la capacidad de transportarte a los lugares con su escritura con una facilidad pasmosa, y que un día me prometí a mí misma que visitaría esa ciudad… ¡Y llegamos allí y le puedo decir a la cara a la propia Anne Rice que estoy allí por sus libros!

Soltándole mi historia a la mujer...

Soltándole mi historia a la mujer…

¿Tenemos una flor en el culo sí o no?

Aparte de este golpe de suerte, Nueva Orleans es una locura de ciudad. Con el fuerte toque sureño marcado en el acento de los lugareños a los que entendemos bien poco, es un lugar donde todo puede pasar. Aquí las fiestas son de todo tipo y en cualquier época del año. Incluso adoptaron los San Fermines pero con la particularidad de que en vez de correr delante de toros, los participantes son perseguidos por chicas disfrazadas de toros en patines y armadas con porras para golpear en el trasero a todo el que se le cruce ¿original, no?

Collares de Mardi Gras cuelgan por toda la ciudad.

Collares de Mardi Gras cuelgan por toda la ciudad.

Vivimos Halloween allí y nadie se escapó de disfrazarse.

Vivimos Halloween allí y nadie se escapó de disfrazarse.

Aparte de locura fiestera, este rincón del sur es maravilloso para escuchar jazz en directo,

Bailando en la calle.

Bailando en la calle.

conocer más la historia de los colonos, visitar las antiguas plantaciones de algodón, pasear por las mansiones del Garden District y transportarte a otra época, sumergirte en la parte más oscura de la ciudad indagando en el movimiento vampírico y esotérico que envuelve la ciudad o aprender sobre voodoo.

Garden District.

Garden District.

El barrio francés (que el realidad construyeron los españoles)

El barrio francés (que el realidad construyeron los españoles)

No podían faltar los tranvías.

No podían faltar los tranvías.

Rezuma cultura y genuinidad.

El Mississippi!

El Mississippi!

DSC04264

Todo ello con la locura que le otorga una manada de turistas descontrolados solo por el echo de estar en la única ciudad de Estados Unidos donde beber alcohol en la calle está permitido. Donde los bares están abiertos desde la mañana esperando a visitantes sedientos.

Sin filtro.

Sin filtro.

Donde los sin techo te hablan de lo genial que es esta ciudad donde todo es posible, todo está permitido, pero está llena de gente que en algún punto de su vida perdió la razón o las riendas de su vida y ahora su mayor objetivo es “disfrutar” de la libertad de beber alcohol en la calle.

Nueva Orleans es única, exagerada, agobiante, linda…

Y estoy como loca por volver a leerla en mi libro firmado por Anne Rice.

—————————————

¿TE HA GUSTADO? DIFUNDELO CON LOS TUYOS :)

Consejos para viajar por Estados Unidos con poco dinero

Aunque nuestra tónica en el blog no es dar consejos explícitos de cómo ahorrarte unos dineros a la hora de viajar, nos ha parecido de buenas personas compartir lo que hemos aprendido viajando por Estados Unidos, destino caro para viajeros de larga temporada.

  • TRANSPORTE

Normalmente es donde te dejas un ojo y parte del riñón, pues bien, hemos dado con una web en la que podéis encontrar gente que comparte coche dividiendo los gastos de gasolina y peajes si los hubiera. Las oportunidades son múltiples y la experiencia buenísima, por no hablar del ahorro. craigslist es la web y lo suyo es que a la hora de buscarla en google, pongáis también la ciudad desde la que queréis compartir coche.

Megabus es vuestra compañía si preferís el transporte público. Eso sí, aquí toca ser muy previsores, porque las ofertas de esta compañía son increíbles siempre y cuando reserves ticket con mucha antelación. Un ejemplo: nosotras viajamos por 3 dólares de Nueva York a Boston comprándolo un mes antes. Lo malo es que no hay Megabus en todo el país. Otra buena opción con los mismos requisitos es Boltbus.

Alquilar coche es sumamente aconsejable para ganar independencia y jetcost es un superbuscador que os puede solucionar la vida.

  • ALOJAMIENTO

Nos duele la boca de hablar de las maravillas de la red de couchsurfing, asi que no nos extenderemos en ello.

Para buscar hoteles buenos, bonitos y baratos, existe la web de priceline en la que tu eliges el dinero que puedes pagar por noche (seamos coherentes en este dato) y el buscador te localiza ofertas en hoteles a las afueras de las principales ciudades.

Y si no encuentras algo acorde a tu bolsillo, siempre quedarán los moteles de carretera que todos tenemos en mente de tantas películas norteamericanas.

Para los más aventureros os diremos que cuando estéis en ruta con un coche, podéis acampar en todos los National Forest que os encontréis ¡gratis! Son seguros, una opción hermosa sobre todo cuando te levantas y ves lo que te rodea y una manera diferente de conocer el país. Totalmente recomendable comprar en una tienda de libros un mapa de carreteras de la zona a recorrer donde te marcan las zonas verdes del lugar. Por 6 dólares puedes encontrar mapas muy útiles y además ahorrarte el GPS de la agencia de rent a car.

  • COMIDA

Otro quebradero de cabeza es alimentarse bien sin romperse el bolsillo. Lo ideal es cocinar todo lo posible en casa de tu host, en el hostal o donde estés alojándote si tienes posibilidad de ello. Ten en cuenta que los supermercados más baratos están a las afueras, lo cual suele ser un problema, pero siempre puedes preguntar a alguien del lugar por el super más barato y más cercano. ¡Y lo mejor! En muchos de ellos venden comida cocinada lista para comer y de buena calidad ¡ÑAM! Por lo general es una buena opción para ahorrarte lo caro que son los restaurantes, las tasas que te cobran aparte de lo que vale el plato y el 20% de propina que tienes que dar al camarero para que tengan un sueldo digno porque el convenio de este gremio en este país es vergonzoso.

No dudéis en haceros la tarjeta de todos los supermercados en los que compréis, siempre te ahorras algo en las ofertas especiales de cliente.

¡Y ya!

Cualquier duda nos la podéis hacer llegar sin problemas, Estaremos encantadas de echaros una mano :)

——————————–

¿TE HA GUSTADO? ¿ÚTIL? COMPARTELO POR AHÍ

 

 

 

Paradas que nadie entiende

- ¿A qué váis a Athens? ¿Athens Georgia?

- Es que tenemos unas amigas allí viviendo y las vamos a visitar.

- Ah claro, ahora entiendo.

Pues tras pasar por Athens “sólo por visitar amistades” hemos de decir que es un buen punto de parada si te diriges de la costa este de Estados Unidos al sur profundo como por ejemplo Nueva Orleans.

¡No voléis! ¡viaje por carretera for ever! alquilando un coche,  compartiendo coche y gastos con alguien del lugar tipo blablacar, en bus aunque las conexiones sean de locura, pero perdeos lo menos posible del lugar en el que estéis viajando. Será una paliza, pero merece la pena.

Mucha carretera...

Mucha carretera…

Tres horas había de viaje desde Ashville (donde nos encontrábamos) hasta Athens, y tardamos doce. Y es que sí, que sí, viajar en autobus en Estados Unidos como te salgas de las rutas trilladas es una petada muy grande. Pero oye, conoces ciudades que no habías planeado, como Columbia, mientras que sale tu bus de trasbordo cinco horas después. Y la fauna que se mueve en trasporte público…que si os contamos que pasamos más miedo en la estación de autobuses de Columbia a las 16:00 de la tarde, que en cualquier estación de bus de una capital centroamericana a las 23:00 de la noche, no estamos exagerando.

Una semana en casa de amigos con los que puedes tener confianzas, hablar en tu idioma y sentirte más cerca de casa de alguna manera, es un balón de oxigeno en un viaje largo.

Gracias chicas!

Gracias chicas!

Y si de paso conoces la ciudad que vió crecer la banda de música R.E.M, visitas uno de los locales más deseados por los músicos en el sur de Estados Unidos, conoces una de las ciudades universitarias sureñas con más vida

Disfrutando de la variada vida cultural de Athens.

Disfrutando de la variada vida cultural de Athens.

y de regalo te das un salto al escenario más emblemático de una de tus películas y libro favoritos como es “Tomates verdes fritos”…¡el café de Whistle stop! ¡Aaaahh!

Patricia Ureña cuando quieras vamos, que ya me se el camino ;)

Patricia Ureña cuando quieras vamos, que ya me se el camino ;)

Comer en el café de Whistle stop todo un sueño. Parecía que iban a aparecer Idgie y Ruth en cualquier momento.

Comer en el café de Whistle stop todo un sueño. Parecía que iban a aparecer Idgie y Ruth en cualquier momento.

Pasamos una semana estupenda en Athens que nos dió fuerzas para seguir camino hasta Nueva Orleans y pensar que después de tocar fondo en el sur de los States, ya iba siendo hora de planear la segunda parte de viaje por este país tan gigantesco.

—————————-

¿TE HA GUSTADO? …

 

Ashville, esa ciudad que nunca vimos.

Estábamos expectantes sobre lo que pasaría cuando llegásemos a Ashville, North Carolina. Allí habíamos quedado con parte de las personas de El Salvador que faltaban durante nuestro paso por las comunidades de aquel país y que llevamos en un rinconcito de nuestra patata palpitadora.

Algunos hace años que pasaron mojados la frontera, otros hace solo unos meses.

Después de varias horas en el coche de una señora con la que compartíamos gastos de viaje y conversaciones MUY interesantes, llegamos a una casa de comidas en mitad de la carretera donde habíamos quedado con una amiga salvadoreña de Marta a la que no veía desde hacía 10 años y con la que no habíamos podido contactar en todo el día. Y me pregunto yo: ¿No podríamos hacer las cosas más fáciles de vez en cuando?

Nuestra compañera de ruta nos dejó allí preocupada cual madre (no entiendo por qué…) solicitando señales de vida por nuestra parte.

Diez minutos después llegó nuestra anfitriona y sin mucha dilación, nos metió en el coche, nos presentó a su chiquitín y nos hizo el primer tour por todas las casas de familiares terminando en la de su madre cenando una barbacoa improvisada.

Carrusel de gente presentándose y unas horas después nos encontrábamos metidas en la cama de nuestra habitación asignada sin poder pegar ojo por la cantidad de información recibida en tan poco tiempo.

Turisteando por los alrededores de Ashville con las chicas.

Turisteando por los alrededores de Ashville con las chicas.

En este mercado de segunda mano se puede encontrar de todo...

En este mercado de segunda mano se puede encontrar de todo…

Aunque la mayoría de ellos no tienen papeles, sus vidas son casi iguales que las de un ciudadano americano. Trabajan con contrato, pagan tasas, llevan a la escuela a los niños, conducen coches (aunque no tengan carnet para ello…) Pensábamos que su situación en Estados Unidos no sería tan “normal” y ante esto es complicado no preguntarse por qué el gobierno no regulariza su situación simplemente para que puedan salir del país libremente a ver a su gente y volver a sus nuevas vidas tranquilamente, o que endurezcan las leyes para disminuir la inmigración ilegal.

Nos encontramos con unas medias tintas que nos dejaron más confundidas que antes, y eso que hicimos mil preguntas, tantas que nos ofrecieron contactos para trabajar pensando que buscábamos quedarnos.

Los que vienen en edad estudiantil aprenden enseguida inglés y les es más fácil hacerse con el lugar, en contra de lo que les ocurre a los que no tienen esa oportunidad. Hablen inglés o no, han creado una burbuja tan grande que bien se puede pensar que has saltado de país sin darte cuenta. Compran en tiendas latinas, muchos de sus compañeros de trabajo son latinos, viven en vecindarios latinos, salen a bailar a lugares latinos…

En el barrio también celebran Halloween.

En el barrio también celebran Halloween.

Tienen la inmensa suerte de conocer otras culturas, de alimentar inquietudes de todo tipo, de aprender y abrir los ojos a un mundo entero que en su país de origen habría sido imposible de alcanzar y no lo hacen. Se han volcado en cubrir todas y cada una de las necesidades materiales que se les  negaba antes de su nueva vida, han pasado de un extremo al otro.

A estos soles no les falta de nada.

A estos soles no les falta de nada.

Son felices y a los suyos no les faltará de nada, eso es lo que cuenta, asi que no seremos nosotras las que les digamos qué hacer con su vida, aunque nos quedemos con las ganas de gritarles todo lo que tienen a su alrededor.

Seguimos aprendiendo de lo que nos ofrece el camino. Esta frase si que la gritaríamos a los cuatro vientos ¡SEGUIMOS APRENDIENDO DE LO QUE NOS OFRECE EL CAMINO!

La sonrisa como moneda de cambio

La mejor respuesta que puedes ofrecer es una sonrisa. Abre puertas, suaviza temperamentos, salta fronteras dialécticas y es capaz de transformar el semblante enjuto de la persona que tienes delante.

Cuando en la mañana te vistas, acuérdate de ponerte una sonrisa en la cara. Que tu boca muestre las mejores galas que tienes, a ver qué ocurre.

Os animamos a jugar a “hoy visto mi mejor sonrisa” y que compartáis con nosotras los resultados. Y si son positivos, compartirlos con vuestr@s amig@s y familiares, y si no…sssscchhhh fué bonito mientras duró.

¡Esperamos impacientes vuestros comentarios!

Cindy nos enseñó mucho sobre la sonrisa en Guatemala.

Cindy nos enseñó mucho sobre la sonrisa en Guatemala.

——————————–

¿TE HA GUSTADO? JUEGA CON LOS TUYOS :)